” Las mujeres son más participativas y están empeñadas en aprender y generar proyectos para ellas y su gente”

3220
COMPARTIR EN
3220

Juliette Soloaga es profesora de educación física y una de las pocas instructoras de zumba certificadas en Tierra Amarilla. Actualmente lleva su propio de negocio de clases en este baile fitness y lo promociona por las redes sociales, además de hacer actividades con agrupaciones y organización de eventos.

julietteSobre la decisión de irse por el rubro de la zumba en su trabajo la profesora de educación física destaca que ella hace lo que le gusta y que reúne su profesión con una pasión al momento de enfocarse en su vida laboral.

“Esto de la zumba salió porque me gusta mucho bailar, busqué las certificaciones en 2014 y lo hice en Santiago para poder tener todos los papeles al día. Luego de eso comencé a llevar este emprendimiento o negocio, que no fue fácil en un principio pero de a poco me he ido haciendo conocida”.

Para la instructora de zumba uno de lo pasos fundamentales para lograr más participantes en sus clases fue integrarse al Programa Ilumina, resalta que por medio de la creación del fanpage pudo ir haciendo contactos y difundiendo su trabajo, así obteniendo varios clientes en la comuna.

“Es una herramienta ideal, porque ahí difundo donde estaré en las clases y los horarios, así se pueden ir integrando personas nuevas y crecer mi trabajo”.

Sobre su emprendimiento enfatiza que no es fácil llevarlo para una mujer, por la cantidad de equipos que debe mover y los constantes traslados  que requiere. Esto debido a que la zumba necesita de espacios amplios y las locaciones las debe gestionar ella.

“En la zumba son muchas mujeres las que participan, el hombre se siente más cohibido. La mujer acá tiene el control, yo igual tengo hombres en las clases pero son muy pocos en comparación a las mujeres. En la participación es igual ya que en estas clases se grita y se canta y ellas siempre llevan la delantera”.

Juliette ve reflejado lo que sucede en sus clases en lo que ha visto en los programas que ha participado, esto debido a que siempre las mujeres son las que están presentes y muestras inquietudes y preguntan, “no se si eso pasa porque los hombres tienen menos tiempo para ir, pero siempre hay más mujeres en los talleres y están empeñadas en aprender y generar proyectos para ellas y su gente”.

Acerca de los mayores inconvenientes que ha debido pasar por su trabajo la profesora de educación física no dudo en poner a sus hijos de ejemplo, esto debido a que todo lo que ella realiza es para ellos y debe organizar su tiempo de forma de poder verlos y trabajar.

“Mis hijos son todo para mí y yo me organizo en base a ellos, porque debo ensayar coreografías, hacer clases y moverme por la ciudad. Esto no ha sido fácil, pero cuando uno hace las cosas porque le gustan y se apasiona, no existen peros y se sacan los emprendimientos adelante. Esto yo no solo lo hago para ganar dinero, porque mucha gente trabaja solo para eso, sino que es lo que realmente elegí para trabajar y para mejorarlo día a día”.

 

 

COMPARTIR EN
En este artículo

Danos tu opinión